BIENVENIDOS


viernes, 25 de septiembre de 2009

SUEÑO RECURRENTE



Luis no sabía por qué soñaba eso todos los días.
Soñaba con una casa verde, una familia y un perro llamado Max.
No recordaba haber tenido un perro llamado Max.
Recordaba la casa, a veces hasta a la familia, pero definitivamente no al perro.
Debe ser, porque los ojos fue lo primero que le arrancó el maldito can que lo atacó de niño.

1 comentario:

  1. en la malle, que buen pedo, tan cruel jajaa, me guta

    ResponderEliminar